Publicado en Noticias

¿Cuándo se dejó de enseñar y se pasó a simular?

Con más de cuarenta años dedicados a la investigación en educación, Guillermina Tiramonti denuncia y analiza en este libro el paulatino avance del asistencialismo en las aulas, el desarrollo de una pedagogía de la compasión que actúa sobre las conciencias, abandona la preocupación por los aprendizajes de los alumnos y menosprecia su función impulsora del progreso individual. Y además reflexiona y acerca propuestas para que nuestra educación comience a dialogar con las problemáticas del presente y el mundo del futuro.
La escritora habla dos idiomas: el de la modernidad y el de la franqueza. Es una de las voces más autorizadas para hablar sobre educación en la Argentina: ha sido profesora e investigadora; maestra y formadora de docentes. El aula ha sido su hábitat, pero también conoce los laboratorios y la cocina de la política educativa. Con esa autoridad, pero a la vez con valentía, dice que la educación en Argentina se ha convertido en un simulacro: unos hacen que enseñan, otros hacen que aprenden, y todos miran para otro lado mientras no se hacen ninguna de las dos cosas.